Ya no quería nada, mi alma estaba herida, ya no sentíanada, que no fuera dolor. Salí a buscar problemas, porque no creía, no creía en nada, ni siquiera en el amor.