Que las penas no se olvidan ni con porros ni bebidas.