Me dejás con la más dulce pena matándome adentro Y un otoño vacío en el centro que sólo se llena Con un poco más de tu esencia en las venas.